París, conocida como la Ciudad Luz o también como la Ciudad del Amor, registra cada año millones de visitantes, ubicándose como primer destino turístico a nivel mundial.

Cuando pensamos en la capital francesa la imagen que nos viene a la mente es la de la Torre Eiffel protagonizando cualquier escenario. Sin embargo, en París existen lugares que son tan representativos de Francia como esta imponente edificación.

Sin más preámbulos, te invito a que leas este artículo para que descubras magníficos lugares que serán objetivo de tus visitas en tu próximo viaje a Francia.

¡Envíe su solicitud hoy y obtenga su autorización ETIAS por correo electrónico!

Barrio Latino:

Este emblemático distrito data de la Edad Media y se encuentra ubicado alrededor de la Universidad de la Sorbona. Un dato curioso sobre este lugar es que debe su nombre a que en aquella época sus calles eran inundadas por estudiantes y profesores que utilizaban el latín para comunicarse.

Al recorrer sus calles en la actualidad aún es común verlas desbordadas de jóvenes universitarios debido a la presencia de varios centros de estudios superiores y de ¨Grandes Escuelas¨.

Si decides visitarlo te aseguro que vas a pasar un rato muy entretenido pues en él podrás encontrar numerosos sitios que son de gran interés turístico. Por ejemplo los Jardines de Luxemburgo son una excelente opción ya que además de ser uno de los parques más hermosos de esta ciudad, ofrece una serie de entretenidas actividades para público de todas las edades. Otros lugares que también pueden ser recorridos durante una visita al Barrio Latino son el Museo Nacional de la Edad Media de París, el Teatro del Odeón y el Panteón de París.

Caminando por sus calles encontrarás diversos bares y restaurantes donde poder degustar la exquisita gastronomía francesa a excelentes precios.

Montmartre:

Este histórico sitio es uno de los más icónicos de la ciudad parisina y sin duda una parada obligatoria para todo el que visite la capital francesa.

También es conocido como el Barrio de los Pintores debido a que fue el  hogar de renombrados artistas como Vincent van Gogh, Renoir, Matisse y Picasso.

Hoy se nos presenta como un lugar envuelto en un ambiente bohemio donde a cada paso es posible encontrar lugares cargados de historias que reflejan su singularidad.

Si te animas a conocerlo, puedes visitar sitios como el museo El Espace Dali, dedicado a exponer obras del artista español; el famoso cabaret Moulin Rouge, donde se han llevado a cabo incontables espectáculos y a donde cada noche asisten cientos de turistas. Tendrás la oportunidad de apreciar al esplendido paisaje que se ofrece de la ciudad si subes a la colina donde se encuentra la iglesia del Sagrado Corazón de Montmartre.

Además en tu recorrido encontrarás terrazas cautivadoras donde podrás tomar un aperitivo admirando las  obras de los artistas callejeros que se dedican a trabajar al aire libre.

Sainte-Chapelle:

Sainte-Chapelle o la Santa Capilla es uno de los tesoros mejor guardados del país galo. Se encuentra en la  Île de la Cité y su creación fue concebida con el objetivo de guardar las reliquias de la Pasión obtenidas por el rey San Luis de Francia.

Se dice que su construcción estuvo a cargo del arquitecto  Pierre de Montreuil y que la misma tuvo una duración de seis años (1242-1248). Cuenta con enormes vitrales de delicados colores que permiten que la  entrada de la luz natural inunde sus amplios salones decorados con imágenes representativas de la vida y Pasión de Jesucristo. Su majestuosa arquitectura estuvo pensada para que semejara la forma de un enorme relicario debido al fin con el que fue levantada.

Con el paso de los años se ha visto amenazada por incendios y guerras que se llevaron a cabo en el mismo lugar donde se encuentra. No obstante, en la actualidad gracias a arduos trabajos de restauración podemos disfrutar de ella como una obra maestra de la arquitectura gótica radiante.

Marque aquí si es elegible para ETIAS.

Place des Vosges:

Si deseas pasar un rato tranquilo, lejos del asedio turístico tan característico de Paris, te recomiendo que visites la Place des Vosges. Considerada la más antigua de la capital de Francia, esta plaza fue inaugurada en 1612 con motivo de la celebración de la boda de Luis XIII y Ana de Habsburgo.

Emplazada  en el barrio Le Marais, situada a poca distancia de La Bastille y de la Catedral de Notre-Dame, la encontrarás rodeada de edificios ubicados en perfecta simetría que albergan en sus portales bares, restaurantes, tiendas e incluso galerías de arte. Recorriéndolos también podrás llegar hasta la antigua casa del famoso escritor Víctor Hugo, que abre sus puertas convertida en museo para los que decidan acercarse un poco más a su vida.

Conocida hasta 1800 como plaza Real de París, nos ofrece un oasis de magníficos jardines  decorados con hermosas fuentes y antiguos árboles prestos a brindar bienestar a quienes buscan tranquilidad dentro de esta gran área metropolitana.

Vea también: Posibles efectos e implicaciones del Brexit en el ETIAS

Como puedes apreciar en cada rincón encontrarás lugares fascinantes. Es una ciudad que tiene tanta historia que contar y que desborda tanta cultura que no es de extrañar que despierte gran interés en personas de todas partes del mundo.