almagro espana

Almagro recibe mucho turismo y hay un montón de cosas qué ver, a pesar de ser una pequeña población situada en el corazón de la provincia de Ciudad Real (Castilla la Mancha), tiene un patrimonio cultural y arquitectónico que no tiene nada que envidiar a ciudades muchísimo más grandes.

De hecho, su casco antiguo tiene el título de conjunto histórico artístico, por lo que se trata de un destino que merece la pena visitar. Por no hablar de su gastronomía, con productos típicos con fama mundial como las deliciosas berenjenas de Almagro.

El Parador, ya de por sí es un lugar turístico qué ver en Almagro. Se trata de un hotel emplazado en un convento del siglo XVI, desde donde puedes hacer un camino cómodo porque está cerca del centro de Almagro. Antes de la visita a la ciudad o después aprovecha para recorrer el interior, y observar los estupendos patios y las vigas de madera que sujetan el techo, típicas de la arquitectura manchega.

Palacio de los Condes de Valdeparaíso y el mítico Corral de Comedias

Saliendo de la puerta del Parador te vas a encontrar con la Ronda de San Francisco hacia el Palacio de los Condes de Valdeparaíso, del que destacan la fachada y el patio interior. Hoy en día se utiliza como sala de exposiciones, así que puede que haya alguna cuando entres. El Conde fue ministro de Fernando VI, y se nota en la riqueza de su construcción y la decoración de la estructura, con escudos nobiliarios y dos torres

Corral de Comedias

Más de 60 años lleva declarado monumento nacional, y han podido certificar que fue construido en el siglo XVII, aunque en esa época ocupaba el doble de espacio de lo que abarca hoy.

En el siglo XVIII se prohibieron las representaciones en estos lugares, pasando a ser un mesón y cayendo casi en el olvido el uso que tuvo en su origen. Unas obras dieron con algunos objetos y se descubrió que allí había estado el Corral de Comedias de Almagro, que después se recuperó para ponerlo a disposición del público, para ser un lugar único que mostraba la importancia del teatro en el Siglo de Oro.

Actualmente se celebra en este espacio el Festival de Teatro Clásico, que ha llevado a convertir esta pequeña localidad de menos de 9 mil habitantes en un sitio muy visitado, no solo durante esta temporada sino todo el año.

Aún si no se está realizando ninguna obra en su interior, la sensación de viajar hacia atrás en el tiempo hace que merezca la pena visitar este espacio, que es el más importante de Almagro.

Si hay un lugar imprescindible que visitar en Almagro este es el Castillo de Calatrava la Vieja, sede de la primera orden militar hispana.

El parque arqueológico de Alarcos-Calatrava es uno de estos lugares que ver en Almagro donde aprender un poco más de su historia y legado de la ocupación ibérica. También entre los monumentos que ver en Almagro, el Castillo de la Calatrava la Nueva.

Los parques naturales como el de las Tablas de Daimiel, el parque nacional de Cabañeros y el de las Lagunas de Ruidera son tres enclaves naturales perfectos para disfrutar de la naturaleza con toda la familia.

Otros sitios que ver en Almagro son la Plaza mayor, las numerosas iglesias y los museos del municipio. Hay muchas galerías y sitios que ver en Almagro relacionados con el Arte. La ciudad cuenta con el museo etnográfico, el espacio de arte contemporáneo de Almagro y el museo nacional del teatro, algo que hay en Almagro y el turista no debe perderse.

corral de comedias de almagro

Paradas para reponer fuerzas con comida

Bajando por la calle Diego de Almagro, y luego un poco más por la calle Mayor y Granada llegarás a la Calle Ancha, donde está el Mesón Fogón Fusión, un sitio con buen ambiente, tranquilo y una atención estupenda.

La cocina local es variada y muy rica, en la que destacan los platos con productos de la tierra, como no puede ser de otra manera, elaborados con estilo vanguardista. Si tienes mucha hambre no te pierdas el chuletón de ternera, cocinado a la piedra. También es muy buena la ensalada de perdiz, ideal para picar y compartir.

O si prefieres algún plato de pescado, el bacalao al horno te encantará. Como postre clásico nada mejor que el Pan de Calatrava, una especie de pudin típico de la zona. Aunque el brownie cae perfecto.