Al hablar de las Hébridas Exteriores es imprescindible mencionar que se trata de uno de los destinos más fascinantes e importantes de Escocia. Tanto si nos referimos a la espectacular belleza natural del país como a la representación de los rasgos más característicos de su cultura, este sitio resulta esencial para hacernos con una imagen muy realista.

 

Hébridas Exteriores

A 60 km de la costa occidental de Escocia, las Islas Hébridas Exteriores, que en idioma gaélico son nombradas ¨ Na h-Eileanan Siar ¨, están constituidas por las islas mayores Lewis y Harris, Uist del Norte, Uist del Sur, Saint Kilda, Barra y Benbecula. Como hemos comentado, es el sitio ideal si deseamos acercarnos a la cultura escocesa puesto que sus habitantes aún conservan vivas las tradiciones, forma de vida y leguaje de sus antepasados.

 

¿Cómo llegar?

Existen diversas formas de llegar a las Hébridas Exteriores, por lo que podrás escoger el medio que más te guste. Si prefieres los viajes en avión, te interesará saber que el aeropuerto de Stornoway, en la Isla de Lewis, mantiene vuelos regulares con aeropuertos de Aberdeen, Glasgow e Inverness. Asimismo, tienes a tu disposición vuelos hacia la Isla de Barra mediante los cuales vivirás la emocionante experiencia de aterrizar en un aeropuerto ubicado en la playa.

Por otro lado, si eres un aventurero sin remedio te encantará saber que a las Hébridas Exteriores también puedes llegar en barco. Existe un servicio de ferris que conecta las islas con diversos puertos del oeste escocés y que tiene salidas bastante regulares. La experiencia de llegar a las islas por mar es considerada por muchos como fascinante.

 

Stornoway

Si ya te has decidido y estás buscando por dónde empezar tu recorrido te proponemos conocer Stornoway, la ciudad más grande de las Hébridas. Es además un importante puerto y el eje administrativo de las Islas.

Ubicada en la Isla Lewis, Stornoway es un excelente punto de partida para conocer de cerca los rasgos más identificativos de la cultura de esta región de Escocia. Si te atraen los monumentos históricos, aquí tendrás oportunidad de recorrer algunos bastante significativos, por ejemplo, el Castillo de Lews. En él descubrirás los detalles que distinguen a las construcciones de la época victoriana, así como podrás acceder a la historia que guarda el lugar y al maravilloso entorno que lo rodea.

 

Festival Celta de las Hébridas

Como señalábamos anteriormente, Stornoway es una muy buena opción si deseas acercarte a las artes, la música y la literatura gaélica. Uno de los eventos más importante que se desarrollan en la ciudad y que, por ende, te recomendamos es el Festival Celta de las Hébridas.

Si te animas a ir en verano, específicamente durante el mes de julio, podrás participar del que es conocido como uno de los eventos culturales más importante de las Islas. Celebrado en los alrededores del Castillo de Lews, entre las actividades más gustadas del evento suelen encontrarse las presentaciones de grupos de música celta.

 

Playas

Como parte de los atractivos de las Hébridas Exteriores que no te puedes perder se encuentran sus maravillosas playas. De hecho, algunas están consideradas entre las mejores del mundo. Y es que no puede ser de otro modo, ya que solamente el paisaje que protagonizan es espectacular. Ni que decir tiene entonces de sus condiciones y la riqueza de su entorno.

Si bien es cierto que la lista de recomendaciones puede resultar bastante larga, en esta ocasión nos gustaría destacar entre todas Luskentyre en la costa oeste de la Isla de Harris. Se trata de una de las playas más extensas de la isla donde se combinan a la perfección kilómetros de fina arena blanca con las hermosas tonalidades de azul del mar. No olvides llevar tu cámara a esta excursión porque seguramente encontrarás uno de los paisajes más impresionante de las Hébridas.

 

Broch de Dun Carloway

Si te gusta conocer de cerca la historia de cada lugar que visitas y disfrutas recorriendo sus monumentos más emblemáticos, no te puedes perder el Broch de Dun Carloway. Ubicado en el distrito de Carloway, en la costa oeste de la Isla de Lewis, se trata de una de sus edificaciones más interesantes.

Es conocido que la mayoría de las construcciones de su tipo (broch) datan de los años 100 a. C. y 100 d.C. y sobre esta específicamente se piensa que fuera levantada en el siglo I. Durante mucho tiempo su uso fue muy diverso hasta que en la segunda mitad del siglo XIX se convirtiera en uno de los primeros monumentos en ser protegidos de manera oficial en el país.

Visitar el Broch de Dun Carloway representa una aventura verdaderamente fascinante. Descrito por muchos como un lugar maravilloso, esta excursión puede incluso llevarte a través de un emocionante viaje en el tiempo.

 

Piedras de Callanish

Y si de monumentos prehistóricos hablamos, por supuesto que no podemos dejar de recomendarte un recorrido hacia las Piedras de Callanish. Ubicado en la isla de Lewis, alrededor de este emblemático sitio giran incontables leyendas que intentan dar significado a su origen. Muchas de ellas vienen a reflejar los rasgos más representativos del folklore regional.

Lo cierto es que se han convertido en un símbolo de la Hébridas Exteriores siendo reproducidas en esculturas, reflejadas en la literatura o utilizadas como centro de referencia para desarrollar escenas cinematográficas. Sin dudas una parada obligatoria para los amantes de la historia y los espacios naturales.

Antes de terminar, también nos gustaría dejarte algunos consejos que pueden resultar útiles si finalmente decides poner rumbo a las Islas Hébridas Exteriores. Ya explicamos las vías de acceso a este territorio, sin embargo, nos queda pendiente comentarte cuáles pudieran representar las mejores maneras de desplazarte de un lugar a otro. En este sentido, debemos destacar como opción más cómoda la de rentar un auto justo en el aeropuerto a tu llegada. De este modo no dependerás de otro tipo de transporte para llegar a los lugares que desees.

Asimismo, nos gustaría mencionar que las opciones de alojamiento son muy variadas y podemos asegurar que encontrarás justo lo que necesites. No obstante, quienes han disfrutado de sus vacaciones en las Hébridas recomiendan pasar al menos una noche en una casa rural o en las tradicionales ¨Blackhouse¨.