Hoces del Duratón

Si buscas una escapada de fin de semana, los Hoces del Duratón es el sitio ideal si vas a Segovia. Es uno de los parajes más bonitos de la provincia, por 25 kilómetros que han ido excavando la roca caliza y crea profundas paredes de hasta 70 metros de altura, lo que forma meandros.

Durante todo el año, puedes llegar a ver hasta 130 especies de aves, ya que se encuentran una de las mayores colonias de Buitre Leonado que tiene Europa, el Águila Real, el Halcón peregrino o el Alimoche. Por esta razón desde 1991 lo declararon Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Es uno de los paisajes más hermosos que demuestra el poder que tienen los elementos naturales y la paciencia con la que van moldeando la piedra. Sin duda, es un lugar único para perderse entre los paisajes del Río Duratón y otoño es la época ideal si quieres disfrutar de unos colores increíbles y contraste que te ofrece la estación.

Declarado Parque Natural en junio de 1989 por las Coste de Castilla y León, emprender el viaje hacia estos parajes te llevará en primera estancia a Sepúlveda, que es un lugar con mucho encanto y tiene callejones y rincones que te invitan a conocerlo, te ofrece una gastronomía deliciosa donde cocinan el cordero de manera exquisita. No importa desde el punto que inicies tu viaje será maravilloso. ¡Eso sí! Detente en la plaza España, créeme que te sorprenderá.

Puntos para obtener la mejor vista de los Hoces del Duratón

Ermita de San Frutos

El acceso a este lugar es desde Villaseca y lo más ideal es llegar a primera hora o antes del mediodía. La ermita de San Frutos es un lugar sencillo con una construcción romántica del siglo XII y está al borde del abismo.

Una de las ventajas de este lugar es la luz, que la tendrás a tu espalda y eso permite que tus fotos salgan increíbles, así que si eres fotógrafo no sabrás cuál elegir después de la visita. Y otra ventaja es que antes del mediodía puedes apreciar a los buitres leonados ya que salen de sus nidos y casualmente ganan altura a pocos metros de donde estaremos fotografiando ¡Te lo aseguro!

Es un espectáculo que te deslumbrará y si pasas por la tarde te recomendamos acercarte por el lado contrario de San Frutos que tiene acceso desde el muro del embalse de Burgomillado. Así podrás acercarte al borde del cañón calizo y claramente verás a los buitres volver a sus buitreros.

Sendero de la Molinilla

Un lugar con historia y otra opción para disfrutar del paisaje que te ofrecen los Hoces del Duratón. Lo primero que harás al llegar es estacionar tu auto cerca del Puente de Villaseca y empezar a caminar hacia el sendero de la Molinilla, antes de tomar la ruta que conduce hasta valle excavado por el río es ideal que visites la Cueva de los Siete Altares.

Es una cueva que excavaron y habilitaron para que funcionara como iglesia, incluso tiene tallados diversos altares. La historia cuenta que en este lugar vivió San Frutos, que es el patrón de Segovia, durante la época visigótica, según esta es la primera iglesia cristiana de la provincia.

Luego de pasar por aquí hallarás el sendero de la Molinilla que es un tramo de dos kilómetros entre el puente de Villaseca y la presa de la Molinilla. Es un lugar donde tendrás contacto con el agua, entrar a algunas cuevas que fueron usadas por comarcas. El sendero está señalizado y si vas en verano podrás hasta darte un baño en las aguas.

Monasterio de Nuestra Señora de la Hoz

El convento está actualmente en ruinas y se ubica en el fondo de las Hoces del Río Duratón. Técnicamente está en el municipio Sebúlcor y fue declarado un bien de interés cultural por la junta Castilla y León.

Para llegar debes tomar el mismo camino que usas para ir al mirador oeste de la Ermita de San Frutos y luego caminar al menos 100 metros. Sin embargo, los accesos habituales que tenía el convento están cerrados, lo más ideal es llegar en canoas o depende de la época en la que vayas preguntar si el acceso por tierra está abierto ya que el pantano no permite el ingreso.  De nuevo podrás disfrutar del vuelo de los buitres y escuchar como rompen el silencio del lugar.

Algo que te recomendamos cuando visites los Hoces, es que los recorras en piragua, es una experiencia auténtica. Es un lugar que podrás observar desde diferentes puntos y experimentar diferentes emociones en cada uno de ellos. Desde Sepulveda, el punto recomendado para iniciar tu aventura te ofrecerá una gran variedad de opciones para conocer el lugar a través de senderos y pistas forestales accesibles.

Puedes disfrutar también de abandonar las alturas y disfrutar del cañón al bajar al cauce y vivirlo desde una perspectiva diferente. ¡Ir es una experiencia que vale la pena!