Visión general sobre Malta

Malta es un territorio Schengen insular, también parte de la Unión Europea. El archipiélago está compuesto por cinco islas (Malta, Comino, Gozo, Filfla y Cominotto) ubicadas en el mar Mediterráneo, entre Italia y el norte de África. De todas las islas, Malta es la más grande y más importante, ya que alberga la ciudad de La Valeta, la capital nacional. Las islas de Malta y Gozo albergan las construcciones humanas más antiguas conocidas, los templos megalíticos, considerados patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Malta es una antigua colonia británica, y obtuvo su independencia el 24 de septiembre de 1964. Por lo tanto, además de ser miembro de la Unión Europea y de Schengen, Malta también forma parte de la Commonwealth británica. Después de su independencia, el país ha presentado un gran desarrollo económico, con las industrias textil, naval, de alimentos y electrónica que forman la base de la economía nacional. Otro sector que se ha desarrollado después de que Malta se unió a la UE es la industria del turismo.

La población de Malta disfruta de un buen nivel de vida, y el Índice de Desarrollo Humano (IDH) del país es muy alto, con cerca del 95% de la población alfabetizada.

Acerca de Malta

Capital: La Valeta

Zona: 316 KM2

Población: 403,000

Zona Horaria: UTC/GMT +1 HR

Moneda: Euro (EUR)

Codigo de llamada: +356

Idiomas: Maltés 90.1%, Inglés 6%, Multilingüe 3%, Otros 0.9%

Viajar en Malta

Muchos viajeros que vienen a Malta están impresionados por el paisaje multifacético del archipiélago. Debido a su ubicación entre Sicilia y Túnez, Malta se considera un puente entre Europa y África, algo que ha dado forma a su patrimonio histórico y cultural único.

A pesar de su tamaño, Malta es un destino turístico que atrae a los muchos tipos diferentes de viajeros, tanto de países europeos como no europeos. Mientras Valletta es el centro comercial y turístico del país, la animada vida nocturna se encuentra en lugares como San Julián y Silema. Alternativamente, ciudades como Mdina o la isla de Gozo (Ghawdex), tienen una atmósfera más contemplativa. Además de su hermoso patrimonio arquitectónico y cultural, Malta es también un gran destino para los visitantes que disfrutan de los deportes acuáticos, practican golf o simplemente desean relajarse en los numerosos spas del país.

Malta es parte del Área Schengen, lo que significa que los titulares de pasaportes de la UE están exentos de visas para visitar cualquiera de las islas. Algunos viajeros extranjeros que no son ciudadanos de la UE, como los argentinos, por ejemplo, disfrutan de un programa de exención de visa de 90 días con países Schengen y, por lo tanto, pueden viajar a Malta sin solicitar una visa.

ETIAS y Malta

Malta formó parte de la ampliación de la UE en 2004, que acogió a otras nueve naciones europeas. En 2007, Malta se unió al Área Schengen junto con muchos países de Europa del Este como la República Checa, Polonia y Estonia.

Debido a que es un archipiélago situado en el medio del mar Mediterráneo, Malta siempre ha sido un importante punto de acceso para la inmigración. Tras el surgimiento de una crisis de inmigración en Europa, el país fue una de las primeras paradas de migrantes que llegaron del norte de África a territorio de la UE. Malta también ha recibido a una serie de refugiados durante la última década, y en 2013 el país estableció los Servicios de Primera Recepción como un medio para gestionar y ayudar a los refugiados que ingresan en el territorio maltés.

Debido al creciente número de inmigrantes ilegales que llegan a las islas, el gobierno de Malta ha apoyado la introducción de un nuevo sistema de inmigración propuesto por la Comisión Europea. Esta nueva medida, llamada ETIAS, comenzará en 2021 y cubrirá todo el territorio Schengen.

El principal objetivo de ETIAS es regular la afluencia de viajeros que no pertenecen a la UE a la Zona Schengen al exigir que los visitantes proporcionen información personal y sobre viajes. Una vez que la información se envía a través del formulario de solicitud en línea de ETIAS, se verificará con otras bases de datos de seguridad europeas e internacionales. Por lo tanto, si un viajero representa una amenaza para la seguridad de la salud de la comunidad europea, las autoridades maltesas podrán identificarlos antes de su llegada a Europa.

Como una autorización previa al viaje, solo se requerirá el ETIAS a los titulares de pasaportes no pertenecientes a la UE cuyo país esté inscrito en el acuerdo de exención de visado Schengen, como los Estados Unidos o Argentina.

Argentina y Malta

El objetivo de las relaciones bilaterales entre estos países se ha centrado en el objetivo de organizar y facilitar las actividades de respaldo humanitario, de las cuales Argentina ha participado en reiteradas ocasiones. Malta ha participado activa e imparcial en el ámbito político internacional, y en algunas ocasiones a representado un apoyo fungiendo como mediador entre países de Europa y América Latina.

Malta es un país miembro de la Unión Europea compuesto de tres islas, y su capital, Valeta, a pesar de no ser una de las ciudades más pobladas del mundo, recibe una gran cantidad de turistas de todo el mundo, los cuales asisten a visitarle debido a su clima siempre templado. Los meses entre abril y noviembre, son más concurridos por los turistas argentinos, para relajarse en las costas de la isla y conocer las iglesias y palacios ubicados en esta pequeña ciudad.

Debido al incremento de los ataques de terrorismo y la inmigración ilegal, los miembros del acuerdo Schengen, en el cuál participa Malta, se han visto en la necesidad de implementar en el futuro una nueva autorización de viaje llamada ETIAS.

Al igual que la eTA canadiense, la UE ETIAS funcionará como una autorización electrónica para los ciudadanos argentinos que vienen a Malta o a cualquier país de la Zona Schengen solo para turismo, negocios o tránsito. A los ciudadanos argentinos a quienes se les haya otorgado un ETIAS se les permitirá viajar dentro del territorio de Schengen por un total de 3 meses en cada período de 6 meses.