Visión General sobre Bélgica

Bélgica es una nación con una gran pluralidad étnico-cultural, un hecho que se refleja en el número de idiomas oficiales: francés, alemán y holandés. Mientras está bañado por el Mar del Norte hacia el oeste, el país también limita con otros miembros de la UE como Francia, Luxemburgo, Alemania y los Países Bajos.

En la región norte de Flandes, viven comunidades de habla flamenca, mientras que la región sur de las Ardenas está habitada por los valones de habla francesa. Más al este, las comunidades tienden a hablar alemán.

El país está densamente poblado, pero la mayoría de los belgas (alrededor del 97%) viven en áreas urbanas. Bélgica tiene dos ríos importantes, Scheldt y Meuse, y la mayor parte de la región está influenciada por un clima templado, con temperaturas promedio de 25 ° C en verano y 7 ° C en invierno.

La ciudad belga con la mayor densidad de población es Amberes, también el principal puerto comercial del país. El país también se encuentra en el top 20 en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), y la población tiene un alto nivel de vida.

Acerca de Bélgica

Capital: Bruselas

Zona: 30,510 KM2

Población: 10,403,000

Zona Horaria: UTC/GMT +1 HR

Moneda: Euro (EUR)

Codigo de llamada: +32

Idiomas: Holandés 60%, Francés 40%

Viajar en Bélgica

Aunque no es tan excéntrica como la vecina Holanda, tan grande como Alemania o glamorosa como Francia, Bélgica aún posee sus propias peculiaridades que atraen visitantes durante todo el año. El país es conocido por sus deliciosos chocolates, cerveza de alta calidad, Tintin de Hergé y notables artistas plásticos, características que llaman la atención de muchos viajeros que no pertenecen a la UE.

Los destinos turísticos más famosos se encuentran en la región norte de Flandes. Brujas, conocida como la Venecia del norte, presenta varios pintorescos canales y plazas medievales, así como hermosos museos como el Groeninge. En Amberes, se encuentra la casa donde nació Rubens (el mejor artista plástico belga del siglo XVII) y el distrito de los diamantes.

Mientras tanto, en la Valonia francófona, vale la pena conocer la belleza medieval de Namur y las aguas de Spa. Sin embargo, es la capital, Bruselas, la que tiene lo mejor de ambos lados. Además del Gran Palacio, el Atomium y el Manneken Pis, la ciudad también juega un papel importante como capital administrativa de la Unión Europea.

ETIAS en Bélgica

Bélgica fue uno de los países pioneros en la creación tanto del Área Schengen como de la Unión Europea. Bélgica es miembro de la UE desde 1958, firmó el Acuerdo de Schengen en 1995 y hoy en día Bruselas es considerada la capital política de la UE. Además, el país también alberga la sede de la OTAN y, junto con los Países Bajos y Luxemburgo, Bélgica forma el Benelux, un acuerdo de libre comercio que involucra a estas tres naciones.

Como parte de la política del Área Schengen, los ciudadanos de sus Estados miembros tienen libertad para moverse en cualquier lugar del territorio europeo. Del mismo modo, a una serie de países no pertenecientes a la UE se les otorgó un lugar en la lista de acuerdos de exención de visa, lo que les permite visitar la Unión Europea sin solicitar una visa.

Sin embargo, debido a una serie de ataques terroristas ocurridos en el país en los últimos años, el gobierno belga se vio obligado a mejorar su seguridad interna. Por lo tanto, Bélgica ha estado trabajando junto con otros países Schengen para implementar medidas legislativas que reforzarían el control de la inmigración. Uno de estos sistemas es el ETIAS (Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes), que está previsto que comience en 2021.

Este nuevo sistema de inmigración requerirá que todos los ciudadanos no pertenecientes a la UE que están en el acuerdo de exención Schengen (incluidos los argentinos) soliciten una autorización electrónica antes de su partida a Bélgica. Después de completar la solicitud en línea y pagar la tarifa de procesamiento, los viajeros deben esperar un promedio de 72 horas para recibir una respuesta del sistema ETIAS. Si se acepta, esto otorgará a los visitantes el permiso para viajar en Bélgica y en todo el Área Schengen por hasta 90 días en cada período de 180 días.

Argentina y Bélgica

Bélgica es uno de los países más pequeños de la Unión Europea (UE). A pesar de ello tiene una gran relevancia económica y comercial.

Además, Bélgica está ubicada en una zona que reúne 3 de cada cuatro partes de los territorios de compra y venta de la UE, por ello, Bélgica es uno de los países más beneficiados con la fusión europea. Estos son algunos de los importantes factores que hacen de éste un medio interesante para las ventas de las empresas argentinas que quieren ingresar a través de sus productos a Europa.

Recientemente Bélgica ha iniciado acuerdos mediante los cuales podrá beneficiarse de  nuevas oportunidades que Argentina pueda ofrecerle en el ramo de la  agroindustria, recuros energéticos, turismo, extracción y perfeccionamiento de infraestructuras.

La implementación de ETIAS para los argentinos a partir de 2021 no cambiará mucho en las relaciones migratorias entre Argentina y Bélgica. Hasta 2018, los argentinos han disfrutado de una política de exención de visa Schengen que permite a los viajeros visitar Bélgica por hasta 3 meses sin solicitar una visa. Todo lo que sucederá después de que comience la ETIAS es que los argentinos deberán enviar una solicitud en línea.