A sólo 40 minutos en auto desde el centro de Lisboa se encuentra la localidad de Sintra. Destacada por su extraordinaria belleza natural y por el conjunto de monumentos que conforman su casco histórico, esta región portuguesa se posiciona entre los destinos más visitados por las personas que llegan al país luso para disfrutar de unas fantásticas vacaciones.

Alberga atracciones para todos los gustos, desde contacto directo con la naturaleza hasta castillos medievales. El visitante tiene innumerables opciones para escoger siendo reconocida por la infraestructura que tiene creada para brindar al turista una atención de máxima calidad. Además, recorrer sus calles permite acercarse a la fascinante historia de Portugal ya que aún se conservan muchas edificaciones de épocas remotas.

Si estás planificando tus próximas vacaciones y aún no tienes decidido dónde fijar tu destino, sigue leyendo este artículo y te garantizo que al finalizar pondrás rumbo a este hermoso lugar.

Parque natural de Sintra-Cascaes:

Para aquellos que aman el contacto directo con la naturaleza visitar la localidad de Sintra será un verdadero placer pues la misma se encuentra formando parte del parque natural de Sintra-Cascaes. Valorado como Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad este sitio presenta un entorno natural impresionante donde la combinación de tupidos bosques con hermosas playas rodeadas de altísimos acantilados recrea paisajes de incomparable belleza.

El parque puede ser disfrutado de diversas formas, no obstante las rutas creadas para realizar senderismo es una de las opciones que más gusta entre los excursionistas.

Tanto si decides alojarte en Lisboa como si te quedas en Sintra el acceso al parque no es complicado. Desde la capital portuguesa puede irse en auto propio hasta el parque o puedes hacer uso del transporte público que lleva desde Lisboa hasta la localidad de Sintra y una vez allí seguir las rutas de senderismo que conducen a través del parque.

Palacio da Pena:

Entre los monumentos más emblemáticos de la localidad de Sintra se encuentra el Palacio Nacional da Pena. Fue construido por orden del príncipe Fernando II de Portugal en el año 1836 convirtiéndose en la residencia de verano de la realeza, quienes llegaron a enamorarse del maravilloso entorno que lo rodea.

En su arquitectura puede apreciarse una mezcla de varios estilos destacándose rasgos neogóticos, neomanuelinos y neorrenacentistas. Es considerado una de las mejores representaciones  del estilo romántico del siglo XIX en Portugal y desde 1995 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Marque aquí si es elegible para ETIAS.

El interior de sus instalaciones guarda una decoración elegante basada en el cuidado de los detalles donde encontrarás que aún se conservan los muebles originales.

Para hacer un recorrido a través de él sin el contratiempo de la espera para entrar te recomiendo que lo visites en horas tempranas del día pues se trata de un lugar muy concurrido. Otra recomendación es que no dejes de dar un paseo por su jardín, es uno de los rincones que embellecen el palacio donde podrás apreciar especies de plantas de todo el mundo y además una excelente oportunidad para apreciar su majestuosidad con tranquilidad.

Castelo dos Mouros:

El Castelo dos Mouros o Castillo de Sintra, como también se conoce, fue construido por los árabes en el transcurso de los siglos VIII y IX. Levantado en la Sierra de Sintra, su posición estratégica facilitaba su función como centro desde donde tener una apreciación certera entre los caminos que conectan Sintra con Lisboa, Cascais y Mafra.

En la actualidad poco se conserva de su estructura original sin embargo representa, al igual que el Palacio da Pena, uno de los destinos turísticos que más público atrae.

Se encuentra a poco menos de 4 kilómetros del centro de la localidad y su ubicación en la cumbre de una colina hace que el camino hasta él se dificulte, no obstante es una visita que no puedes perderte pues además de descubrir una de las instalaciones más antiguas del lugar desde ella se obtienen unas vistas impresionantes.

Quinta da Regaleira:

La Quinta da Regaleira se encuentra ubicada a escasos kilómetros del centro histórico de Sintra y el acceso a ella puede hacerse incluso a pie sin que esto represente un gran esfuerzo.

Como parte de sus instalaciones encontrarás impresionantes jardines ocupando la mayor parte de la finca donde pueden apreciarse especies de plantas exóticas y donde además descubrirás a tu paso pequeños lagos y fuentes dispuestos en su terreno. Además de esto, en la finca también podrás visitar una capilla dedicada a la Santísima Trinidad, un invernadero y un pozo iniciático considerado una de las atracciones más fascinantes al cual puede accederse descendiendo 27 metros mediante una escalera en espiral.

No se considera una visita completa sin antes haber conocido el Palacio da Regaleira. Valorado como una obra de arte arquitectónico por la excelente muestra del estilo manuelino que presenta, este lugar está cargado de detalles que lo convierten en una verdadera joya. En sus instalaciones descubrirás una decoración exquisita aunque llena de símbolos que hacen alusión al mundo de la masonería que tanto interés despertaba en el dueño original.

La Quinta da Regaleira es una de las maravillas que guarda la localidad de Sintra. También ha sido declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO y aparece en todas las guías turísticas locales como una parada imprescindible.

Centro de Sintra:

Además de anotar los sitios comentados anteriormente como parte de tu guía de viajes, te recomiendo que apartes un tiempo para una visita al centro de Sintra. Aunque es bastante turístico resulta muy agradable un recorrido a través de sus calles para conocer de cerca las tradiciones que representan a su pueblo. Puedes aprovechar ese momento para degustar su gastronomía típica, que desde ahora te adelanto que es muy sabrosa y además hacerte con hermosos souvenires artesanales adquiridos en alguno de sus mercadillos.

Recuerda la nueva regulación que los Estados del espacio Schengen comenzarán a aplicar a partir del 2021. Es una autorización conocida como permiso ETIAS que tendrán que solicitar todos los ciudadanos de países que pueden viajar al espacio Schengen sin necesidad de visado. El permiso se gestionará de forma sencilla por vía electrónica y tendrá un costo de ocho euros para los mayores de edad. No tendrás que solicitarlo cada vez que viajes a alguno de estos países pues es válido durante tres años mientras el pasaporte tenga vigencia.

Vea también: Datos curiosos sobre la Torre de Pisa