Si estás buscando el destino ideal para tus próximas vacaciones, no puedes pasar por alto la posibilidad de conocer Portugal. No exageramos al afirmar que el país luso cuenta con lugares atractivos para todos los gustos. Pintorescos pueblecitos costeros, parques nacionales declarados reservas biogenéticas, playas paradisíacas y emblemáticos cascos antiguos son algunas de las propuestas más interesantes.

Te invitamos a continuar leyendo nuestro artículo para que descubras los lugares que no puedes dejar de visitar en Portugal.

Lisboa

No cabe duda de que una de las visitas obligatorias en Portugal es su capital. Según cuenta la historia, Lisboa fue tomada y gobernada por diferentes culturas, cuya herencia más valiosa son las emblemáticas edificaciones que aún se conservan. Tal es su valor, que gran parte de ellas se encuentran bajo la denominación de Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO.

Entre los sitios más simbólicos de Lisboa podemos mencionar la Torre de Belém. Terminada en 1520, este edificio fue construido como parte del sistema de defensa de Portugal contra la entrada de enemigos a través del río Tajo. A día de hoy, es considerado una de las muestras más representativas del estilo manuelino, distinguiéndose en su construcción evidentes rasgos de culturas islámicas y orientales.

Visitar Lisboa y no deleitarse en alguno de sus miradores es imperdonable. Existen varios desde los cuales disfrutar de estupendas panorámicas, siendo realmente encantadoras las vistas desde Portas do Sol.

Por otro lado, tampoco te puedes perder la aventura de recorrer la ciudad en tranvía. Casi todos los sitios más interesantes de Lisboa se pueden visitar a bordo de estos históricos medios de transporte, siendo en sí mismos una atracción.

Lagos

Si te gusta pasar tus vacaciones en la playa y eres amante del contacto directo con la naturaleza, Lagos es el destino ideal para vivir emocionantes días de descanso en Portugal.

Situada en la región de Algarve, la ciudad de Lagos cuenta con una ubicación geográfica excelente de cara al Atlántico. Razón por la cual alberga maravillosas playas y paisajes costeros de ensueño.

Entre las más bellas debemos destacar la Praia do Camilo. Su entorno, protagonizado por acantilados impresionantes, fina arena y aguas cristalinas, está valorado como uno de los más hermosos de la ciudad. Como parte de las playas más populares de Lagos también podemos mencionar la de Doña Ana y la del Pinhão, ambas opciones estupendas para disfrutar del maravilloso encanto de esta ciudad costera.

Oporto

Al hablar de los lugares de Portugal que no te puedes perder, debemos incluir a Oporto. Considerada la segunda capital portuguesa, esta ciudad es un eslabón imprescindible para la economía del país, así como también un importante referente histórico y cultural.

De ella hay que destacar su exquisita gastronomía, haciendo especial mención al vino producido en sus tierras.  Valorado como uno de los vinos clásicos de Europa, el oporto lleva en sí mismo la esencia de Portugal.

Tampoco pasa desapercibida la belleza de su casco antiguo, declarado en 1996 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su catedral, el Palacio de la Bolsa o la Torre de los Clérigos son solo algunas de sus más emblemáticas edificaciones, a través de las cuales podemos tener un acercamiento a la historia de la ciudad.

Setúbal

Para los amantes de la naturaleza, seguimos recomendando lugares de Portugal que garantizan una estancia inolvidable. En esta ocasión nos referimos a Setúbal, una región conocida por la extraordinaria belleza de sus espacios naturales.

Específicamente, nos gustaría recomendarte una visita al Parque Natural de la Arrábida. Se trata de una reserva biogenética donde habitan especies muy delicadas y de gran valor para la ciencia. Por ello, a algunas áreas del parque solo está permitido el acceso en compañía de un guía especializado.

Entre las actividades más disfrutadas por quienes acuden al parque podemos mencionar el senderismo y la visita a las playas ubicadas dentro de su territorio. La playa Galapinhos es, de todas, la más hermosa.

Madeira

Otro de los sitios que no puedes dejar de visitar en Portugal es Madeira. Esta maravillosa isla del Atlántico cuenta con opciones de entretenimiento para todos los gustos. Desde playas paradisíacas hasta un encantador casco antiguo.

Si te gustan los ambientes naturales y alejados de las ciudades podrás deleitarte en lugares como Fajã Dos Padres o las piscinas naturales Porto Moniz. Si, por el contrario, prefieres disfrutar de un acercamiento al pueblo de Madeira, no te arrepentirás de recorrer el Mercado dos Lavradores. Se trata de un sitio muy pintoresco, donde podrás apreciar de primera mano los rasgos más distintivos de la cultura local.

No cabe duda de que Portugal es un país que ofrece a sus visitantes la oportunidad de vivir experiencias irrepetibles. Ya sea recorriendo su capital, como visitando zonas rurales, encontrarás una comunidad alegre y dispuesta a recibirte con la mejor de las atenciones.