Uno de los lugares que no debes dejar de visitar si viajas a Italia es la Torre de Pisa. Como debes conocer, esta edificación guarda siglos de historia que la convierten en un monumento de alto valor patrimonial para la ciudad que lleva el mismo nombre.

Su construcción tardó siglos en terminarse, pero la inclinación que ha hecho popular a este edificio se empezó a hacer evidente prácticamente desde su comienzo.

¡Envíe su solicitud hoy y obtenga su autorización ETIAS por correo electrónico!

Se diseñó para que fuera la torre campanario de la Catedral de Pisa y se encuentra ubicada en la plaza del Duomo de Pisa, en la región italiana de la Toscana.

En torno a esta emblemática instalación giran algunas curiosidades que seguramente atraerán tu atención. Es por eso que te invito a que sigas leyendo este artículo para que las descubras.

Su construcción estuvo detenida durante 100 años:

Así como lo puedes leer. La construcción de este edificio se inició en el año 1173 y no fue hasta el 1370 que se vieron terminadas las obras. Durante toda esa etapa su edificación se vio afectada por los conflictos militares que se dieron lugar en la ciudad. Además, debido a que su inclinación comenzó a hacerse evidente al poco tiempo de comenzar a construirse, todas las obras quedaron detenidas durante 100 años como medida de precaución por temor a que fuera a derrumbarse. No fue hasta que corrigieron los problemas que presentaba el suelo donde fue construida que se continuaron los trabajos y se llevó a cabo su culminación.

Originalmente era una torre vertical:

Según recogen los datos históricos el diseño original de la torre distinguía una edificación en posición vertical. Sin embargo al poco tiempo de iniciada la labor, esta comenzó a inclinarse  debido a la poca profundidad de los cimientos de la misma y a que las condiciones del suelo donde se encuentra no son las adecuadas para soportar una edificación de ese tipo producto de su inestabilidad.

 

Nueva inclinación:

Durante la segunda fase de construcción de esta obra, la torre siguió inclinándose. Sin embargo, ya no en la misma dirección hacia donde se estaba moviendo cuando decidieron detener su edificación en la cuarta planta, sino en sentido contrario.

Marque aquí si es elegible para ETIAS.

Con los años esta inclinación se hizo cada vez más evidente llegando a suponer una amenaza para el público que la visitaba. Por tal motivo desde el año 1990 hasta el 2001 se tomó la decisión de cerrar sus puertas y someterla a un reforzamiento de sus cimientos para detener su movimiento. Se cree que con ese trabajo la torre resista otros 200 años en completa estabilidad.

El Campanario:

En la etapa final de su construcción, el arquitecto encargado de llevarla a cabo ubicó en su última planta un campanario. El mismo presenta un diseño marcado por influencias góticas que contrastan con el resto de la arquitectura de estilo románico que puede apreciarse en la torre. El total de campanas que se encuentran allí suman siete y cada una tiene el sonido de una nota distinta de la escala musical.

Su tamaño:

El tamaño de este edificio, desde sus cimientos, es de 58.35 metros y desde el suelo es de 55 metros. Tiene un total de 8 plantas y cuenta con una escalera interna en forma de espiral de 294 escalones.

No es la torre más inclinada del mundo:

Aunque la Torre de Pisa se ha vuelto famosa por su inclinación hay que destacar que no es la más inclinada del mundo. Esa denominación queda reservada para el edificio ¨Capital Gate¨ de Abu Dhabi, en Emiratos Árabes.  El mismo es considerado una obra maestra de la arquitectura moderna que cuenta con una elevación de 160 metros y presenta una inclinación máxima de unos 18 grados hacia el oeste.

Así mismo está registrado como el edificio más inclinado del mundo en el libro Guinness de los récords. Sin embargo las razones por las que ambas edificaciones presentan la tan nombrada inclinación distan mucho de ser iguales.

Por último me gustaría mencionarte otro dato que, aunque no es una curiosidad como tal, si refleja la majestuosidad y el valor cultural de la Torre de Pisa. Esta fue construida como parte del complejo arquitectónico conocido como ¨Plaza de los Milagros¨ que comprende la Catedral (Duomo), la Torre inclinada de Pisa, el Baptisterio y el Campo Santo (Cementerio Monumental), declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en el año 1987.

Vea también: Lugares que visitar en París y la Torre Eiffel no es uno de ellos

En la actualidad este monumento se encuentra entre los más visitados del mundo y si te animas a conocerlo te aseguro que encontrarás a muchos turistas tomándose la típica foto sosteniendo la torre.

Puedes obtener tu entrada a través de internet y organizar un recorrido guiado a la catedral y a la torre. Además puedes acceder al campanario y disfrutar de las preciosas vistas que se obtienen desde la altura. Eso sí, si estás interesado en subir debes saber que los 294 escalones que te separan de la entrada hasta su cima representan un verdadero reto.

Read instructions before applying for ETIAS Visa Europe.