Para muchas personas las mascotas son tan importantes que llegamos a quererlas como a un familiar. A menudo nos olvidamos de su condición y pensamos en ellas como si fueran personas. Y es que estos animalitos nos brindan tanto cariño y nos son tan fieles que es imposible no llegar a quererlos.

Cuando llega la tan esperada época de vacaciones es muy tentadora la idea de viajar a disfrutarlas en otro país, sin embargo muchas veces decidir qué hacer con nuestros animales de compañía representa un verdadero quebradero de cabeza porque en la mayoría de las ocasiones nuestro deseo es que viajen con nosotros.

¡Envíe su solicitud hoy y obtenga su autorización ETIAS por correo electrónico!

Italia representa uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial y puede que muchos busquen información sobre cómo viajar a este maravilloso país con su perro, en este artículo verás aclaradas todas las dudas al respecto.

  • Antes de viajar:

Como es de suponer los trámites para realizar un viaje hacia Italia con tu perro comienzan desde tu país de origen.

Si estás en un país que pertenece a la Unión Europea, lo primero a tener en cuenta es que tu mascota necesitará un  “Pasaporte para Animales Domésticos” y para obtener dicho documento tu amigo de cuatro patas deberá haber sido vacunado recientemente contra la rabia y contar con un microchip que lo identifique o un tatuaje legible.

Si no es ese tu caso, deberás visitar una institución veterinaria que tenga reconocimiento oficial por autoridades competentes del país y por Italia, donde legitime mediante un certificado el estado de buena salud de tu perro. Otro aspecto a tener en cuenta es que además del certificado anteriormente comentado y la vacuna antirrábica, es que en este caso tu animalito también tiene que estar identificado con un microchip o un tatuaje claramente legible.

Es importante que tengas presente que para permitir su entrada al país europeo exigen que esté vacunado contra la rabia 21 días antes de tu viaje, como mínimo.

Además debes conocer que a los perros que no alcancen la edad superior a 3 meses no les es permitida la entrada al país debido a que con ese tiempo no pueden ser inmunizados contra esa enfermedad.

  • Durante el viaje:

Pasados los trámites previos al viaje llegamos al momento del vuelo, donde necesitarás tener bien esclarecidos varios aspectos para que el traslado de tu mascota sea lo más cómodo posible.

Inicialmente debes asegurarte de que la aerolínea por la que viajarás permite el transporte de animales. Una vez comprobado esto, es necesario que investigues a profundidad y con tiempo suficiente  las normas para su traslado.

Marque aquí si es elegible para ETIAS.

De manera general estos son algunos detalles que deberás tener en cuenta:

  • Si el peso de tu perro es menor a los 10 kilogramos podrás viajar en cabina junto a él. Por supuesto que para ello existen pautas a seguir como por ejemplo que debes llevarlo debidamente higienizado, en un trasportín adecuado y no sacarlo de ahí durante el viaje.
  • Dentro de cabina habrás de colocarlo debajo del asiento delantero y asegurarte de que durante el tiempo de vuelo no molestará a los demás pasajeros.
  • Los perros con un peso superior a los 10 kilogramos serán transportados en una sección de la bodega presurizada, dentro de una jaula apta para su traslado y con total seguridad de que tu amigo de cuatro patas no se sentirá incómodo. En este caso muchas compañías aéreas permiten que el cliente sea quien facilite dicha jaula o cuentan con las idóneas para este proceso.
  • Igualmente puedes investigar si la compañía ofrece asistencia personal para mascotas y si debes pagar por ese servicio.

  • En Italia:

Una vez que hayas llegado a tu destino también deberás tener en cuenta ciertas medidas que se exigen cumplir a todas las personas que visiten el país con mascotas. Para que tengas una idea general aquí te presento algunas de ellas.

Lo primero es que en Italia siempre deberás llevar a tu perro usando correa y bozal. La correa debe medir a lo sumo 1.5 metros de longitud y el uso del bozal no siempre es obligatorio, aunque si te recomiendo que lo lleves contigo en todo momento en caso de que tengas que mostrarlo o ponérselo.

Si necesitas ir de un lugar a otro usando transporte público y te acompaña tu mascota, deberás ponerle bozal o trasladarla en su guacal y comprarle un pasaje que te costará la mitad del precio de uno normal. Solo los perros guías de personas ciegas o débiles visuales viajarán de manera gratuita.

En caso de que desees visitar un restaurante en su compañía asegúrate que en el lugar permitan su entrada. En gran medida  esto depende del tamaño del animal. Una vez admitido, vigila que no cause molestias a demás comensales.

  • Visitando la playa:

No cabe duda que Italia posee playas impresionantes que son el destino ideal para  muchos turistas. En el caso de las personas que viajan a este país con sus perros es importante que tengan en cuenta que en la mayoría de estas playas el baño con mascotas está prohibido. Nuevamente te convido a que investigues a cuales playas acudir con tu perrito. Por el momento te puedo aconsejar la Bau Beach en Maccarese.

Otros lugares donde tu mascota será bienvenida son: el Ristorante Quinoa en Florencia, el Museo Nacional de Cine en Turín y el Museo de Arte Contemporáneo Hangar Bicocca en Milán.

Vea también: Posibles efectos e implicaciones del Brexit en el ETIAS

Igualmente en cada localidad de Italia existen zonas donde tu perro podrá jugar libremente sin la necesidad de tenerlo atado a la correa.