Disfrutar de unas vacaciones diferentes es posible si sabemos a dónde dirigirnos. Por eso te traemos una propuesta muy interesante para planificar tu próxima escapada. En este caso nos referimos a los Alpes Austriacos, un destino ideal en cualquier época del año. Te invitamos a continuar leyendo nuestro artículo para que descubras los sitios más interesantes de este extraordinario territorio de la geografía de Austria.

Parque Nacional Hohe Tauern

Si eres amante de los espacios naturales y de las actividades al aire libre, el Parque Nacional Hohe Tauern es una excelente opción para alejarte de la rutina diaria. Se trata del área protegida más grande de Austria y uno de los parques nacionales de mayor tamaño del continente europeo. Su superficie total comprende alrededor de 1856 km2, abarcando grandes extensiones de los Alpes Orientales del país.

Cuenta dentro de su territorio con la montaña más alta de Austria: el ¨Grossglockner¨, de 3798 m.s.n.m. que significa ¨Gran Campanario¨ al traducirlo del alemán. Es precisamente el recorrido de la carretera alpina de igual nombre una de las atracciones más frecuentadas del lugar.

Se destaca como uno de los paseos escénicos más impresionantes del mundo, ofreciéndonos la oportunidad de disfrutar los extraordinarios paisajes del parque y acercándonos a numerosas actividades recreativas. Entre ellas podemos mencionar la práctica de senderismo y ciclismo, el descubrimiento de interesantes museos o el recorrido por las exposiciones organizadas en el centro de visitantes.

Entre las paradas imprescindibles en el parque debemos destacar las Cataratas del Krimml, valoradas como las más altas de Austria por sus 380 m de caída. Es el verano la mejor época para ir de excursión a este sitio ya que a finales de junio su caudal llega al máximo, permitiéndonos disfrutar de un espectáculo verdaderamente asombroso.

No podemos dejar de mencionar como parte de las atracciones más interesantes del parque sus grandes glaciares, destacándose el Pasterze como el de mayor tamaño. A través de la carretera alpina Grossglockner se facilita el acceso a su ubicación, permitiendo admirar esta maravilla de la naturaleza en todo su esplendor.

Sin lugar a dudas, es la época estival la mejor para disfrutar del Parque Nacional Hohe Tauern. Sin embargo, durante el otoño se llevan a cabo múltiples actividades que llenan de alegría el ambiente de sus localidades. Cabe destacar entre ellas los festivales gastronómicos que celebran la permanencia en la actualidad de los platos tradicionales de Austria.

A lo comentado con anterioridad debemos agregar que, además de los hermosos espacios naturales, en los Alpes Austriacos también encontraremos pueblos que realzan su belleza debido a su singularidad. Ideales para admirar desde otra perspectiva los encantos de la región que nos ocupa.

Un recorrido diferente

Al visitarlos es posible apreciar de cerca la vida de quienes habitan los Alpes Austriacos. Es una excelente oportunidad para conocer sus tradiciones y costumbres, envueltos por un entorno sacado de un libro de fantasía.

Umhausen

Visitar Umhausen, en el estado de Tirol, es una opción estupenda para pasar unas vacaciones de ensueño. Cualquier época del año es idónea para conocer esta localidad: en invierno se presenta como un destino excelente para la práctica de deportes de nieve y en verano es ideal para quienes aman la aventura.

Rodeados de paisajes espectaculares, los visitantes tienen la posibilidad de adentrarse en la historia al recorrer el Ötzi-Dorf. Se trata de un museo arqueológico al aire libre que permite descubrir las principales características de la vida de los hombres en la Edad de Piedra.

Gmünd

Otro de los pueblos con encanto de los Alpes Austriacos es Gmünd, en el estado de Carintia. Conocido como ¨Ciudad Medieval¨, resulta muy interesante recorrer esta localidad para disfrutar de sus históricas construcciones. Es, además, un importante centro cultural con reconocimiento a nivel internacional, en el que durante todo el año se desarrollan eventos festivos de diversa índole.

Lo que no te puedes perder: una visita al Castillo de Alte Burg, un recorrido al Museo del Automóvil de propiedad privada y La casa del Asombro.

St. Gilgen

Transitar sus calles empedradas es un placer en cualquier época del año. St. Gilgen, en Salzburgo, es uno de esos lugares capaces de seducir al viajero más escéptico gracias a la belleza casi mágica de su entorno. Rodeado por paisajes impresionantes, esta hermosa localidad pone a disposición de sus visitantes numerosas actividades. Entre las más populares podemos destacar los paseos en barco por el Lago Wolfgang, que permiten apreciar detalladamente cada uno de los encantos de St. Gilgen. Pasarla bien no requiere esfuerzo en este pueblo puesto que todo en él invita al disfrute. En especial, recomendamos tomar el teleférico que conduce a la montaña Zwölferhorn o hacer senderismo durante el verano.

Como has podido apreciar, los Alpes Austriacos albergan sitios maravillosos para organizar unas vacaciones memorables. No cabe duda de que en este impresionante territorio nos esperan aventuras en cualquier época del año.