Para nadie es un secreto que Ámsterdam es una de las ciudades más importantes del viejo continente. Como capital de los Países Bajos en su territorio se ubican las sedes de los principales negocios y centros financieros de esta región europea. Recibe al año la visita de más de 200 mil turistas que llegan buscando descubrir los encantos que guarda esta hermosa ciudad.

Como elemento esencial para la buena acogida de todo el que decide visitar la ciudad, ya sea por cuestiones de trabajo o de vacaciones, el aeropuerto de Ámsterdam se presenta como uno de los centros de aviación con mejor prestigio a nivel internacional. Ubicado a solo 15 kilómetros al suroeste de la ciudad, este centro cuenta con todas las condiciones para brindar al pasajero la mejor de las estancias.

Funciona como base principal de la línea aérea holandesa KLM así como base de operaciones de otras aerolíneas internacionales como Jet Airways(India) y Delta Airlines(Estados Unidos).

¡Envíe su solicitud hoy y obtenga su autorización ETIAS por correo electrónico!

De igual modo está provisto de las más novedosas tecnologías en cuanto a sistemas de control y gestión de equipajes. Además ofrece a sus clientes servicio de check in en línea hasta 24 horas antes de tu vuelo, desde una estación de facturación de su aerolínea o de autoservicio.

¿Cómo llegar del aeropuerto al centro de Ámsterdam?

Como te comentaba con anterioridad, Schiphol se encuentra a muy poca distancia del centro de la ciudad por lo que el acceso a la misma no resulta para nada complicado, de hecho existen varias maneras de llegar cómodamente y aquí te muestro algunas:

Autobus:

El aeropuerto cuenta con un amplia red de autobuses que viajan hacia diferentes destinos dentro de la ciudad. El camino hacia las estaciones lo encontrarás en  Schiphol Plaza, muy cerca de las salas de llegada y embarque. El precio estándar de un boleto personal para hacer uso de este servicio ronda sobre los 7 euros aproximadamente. Estos buses suelen ser bastante regulares tardando entre uno y otro alrededor de 8 minutos y el trayecto del viaje hacia los principales puntos de la ciudad suele demorar de 40-45 minutos.

Marque aquí si es elegible para ETIAS.

Tren:

Este es el medio de transporte más utilizado por los pasajeros que arriban al aeropuerto y desean trasladarse al centro de la ciudad. Para hacer uso del mismo debes llegar hasta la estación ubicada debajo de la terminal y disponer de 4,50 euros para pagar un boleto que te permita llegar hasta la Estación Central de Ámsterdam. El ticket para abordar el tren puedes adquirirlo mediante las expendedoras automáticas que encontrarás en Schiphol Plaza.

Taxi:

Los taxis siempre serán la mejor opción si viajas con mucho equipaje o prefieres mayor comodidad, pero ojo, también es la opción más costosa para trasladarse hacia Ámsterdam. Si así lo prefieres en Schiphol Plaza podrás encontrar fácilmente un taxi que te lleve a tu destino. El trayecto hacia algún sitio dentro del centro de la ciudad suele durar alrededor de 15 minutos y el costo lo marca el contador, sin embargo un aproximado pudiera ser 45 euros.

Otra variante que tienes a disposición en el aeropuerto para trasladarte hacia la ciudad es la de renta de autos desde las oficinas comerciales ubicadas en el aeropuerto. También puedes reservar esta opción de manera online donde tienes a tu disposición una amplia oferta de autos.

Servicios del el aeropuerto:

Como casi todos los grandes aeropuertos del mundo, Schiphol cuenta con una serie de servicios que brindan a los pasajeros comodidad y bienestar para hacer su estancia más agradable.

Como parte de las instalaciones que radican en el aeropuerto puedes encontrar un Centro Médico equipado para atender todo tipo de urgencias así como una red de farmacias donde puedes adquirir los productos que necesites.

Para quienes viajan con niños allí pueden hacer uso de un Salón de cuidados de bebé así como de áreas infantiles que garantizan mucha diversión a los más pequeños de casa.

En Schiphol tienes asegurada la conexión gratuita a internet así como podrás acceder a conectores eléctricos ubicados en diferentes puntos de la terminal.

Comer y beber en Schiphol :

Como parte de las numerosas ofertas que este centro pone a disposición de sus clientes se encuentra una amplia red de bares, restaurantes y cafeterías que brindan una oferta gastronómica muy variada abarcando desde los platos tradicionales holandeses hasta comida internacional incluyendo puestos de comida rápida.

Holland Boulevard:

Si llegas con tiempo al aeropuerto y deseas distraerte dentro de sus instalaciones te recomiendo que explores a fondo el Holland Boulevard donde además de hallarse diversas tiendas y sitios gastronómicos también existe un área destinada a homenajear el arte y la literatura.

Tiendas:

En el aeropuerto de Ámsterdam encontrarás numerosas tiendas surtidas con todo tipo de artículos, desde los de primera necesidad hasta los de lujo, contando con diversas áreas destinadas a la albergar espacios comerciales de marcas internacionalmente conocidas como Burberry, Bvlgari y Bottega Veneta.

De igual modo descubrirás que en sus tiendas libre de impuestos son comercializados objetos de excelente calidad a precios verdaderamente tentadores.

Descansar en Schiphol:

Para tomar un descanso en el aeropuerto esperando la salida del próximo vuelo, este centro pone a disposición de sus clientes una serie de opciones muy accesibles. Puedes optar por recostarte en alguno de sus numerosos asientos distribuidos por toda la terminal o puedes reservar habitación en alguno de los hoteles que forman parte del mismo. Esta operación puedes realizarla con antelación a través de internet o puedes hacerlo directamente en el aeropuerto.

Recuerda la nueva regulación que los Estados del espacio Schengen comenzarán a aplicar a partir del 2021. Es una autorización conocida como permiso ETIAS que tendrán que solicitar todos los ciudadanos de países que pueden viajar al espacio Schengen sin necesidad de visado. El permiso se gestionará de forma sencilla por vía electrónica y tendrá un costo de ocho euros para los mayores de edad. No tendrás que solicitarlo cada vez que viajes a alguno de estos países pues es válido durante tres años mientras el pasaporte tenga vigencia.

Vea también: Lugares que visitar en París y la Torre Eiffel no es uno de ellos